Vida moderna en Alemania

Art Forum in Berlin Ampliar imagen (© picture-alliance/ dpa)

Buena mesa y vinos finos, disfrute de la naturaleza, fiestas y festejos, vacaciones, moda y diseño, arquitectura inspiradora. Alemania tiene mucho que ofrecer de todo ello –lejos de los clichés que todavía puedan existir sobre los pantalones bávaros y el codillo. Bien lo sabe el creciente número de turistas extranjeros que descubren a Alemania como destino de viaje lleno de atractivos y sorpresas. No solo por sus innumerables tesoros histórico-culturales sino también por la variada cocina regional y la riqueza de sus paisajes. Y los propios alemanes, uno de los pueblos más viajeros del mundo, pasan sus vacaciones preferentemente entre el Mar del Norte y los Alpes.

Alemania realizó en 2006 la campaña de marketing «País de las Ideas» con el fin de promoverse durante la fase final de la Copa Mundial de Fútbol. En 2008 se retomó el proyecto. «País de las Ideas» se centra en las innovaciones recientes en las instituciones públicas y privadas, en las universidades e institutos de investigación, en las empresas e inclusive en proyectos sociales y culturales.

Desde las celebraciones de la Copa Mundial en 2006, la percepción interna y externa de la imagen del país ha cambiado. En las encuestas realizadas a nivel mundial conocidas como Índice de GMI Anholt, el país ocupó la segunda posición. Se tomaron en cuenta criterios económicos, la reputación del país en términos de cultura, política, sus ciudadanos y su atractivo turístico.

Alemania es tanto legalmente como culturalmente un país tolerante hacia los homosexuales. Las uniones de homosexuales se han permitido desde el año 2001, aunque estás no tienen todos los derechos de un matrimonio heterosexual ante la ley. Gays y lesbianas pueden adoptar legalmente a los hijos de su pareja.

Durante la última década del siglo XX, Alemania cambió considerablemente su actitud hacia los inmigrantes. A pesar de que aproximadamente el 10% de la población era extranjera, hasta mediados de los años noventa, la opinión pública era que Alemania no era un país de inmigración. Sin embargo, las leyes de asilo se endurecieron en esa década para evitar su abuso.

Los alemanes invirtieron 58.000 millones de euros en viajes internacionales en 2005, lo cual los convierte en campeones mundiales en viajar. Los destinos más populares fueron Austria, España, Italia y Francia. 'Parade der Kulturen' in Frankfurt Ampliar imagen (© picture alliance / dpa)

Forman parte de la vida moderna en Alemania los placeres culinarios, así como la moda, el diseño y la arquitectura creativos.

Vida moderna en Alemania

Tanzensemble von Sasha Waltz