Feria Internacional de Turismo

Feria Internacional de Turismo Ampliar imagen (© dpa)

Berlín (dpa) - Encontrarse con rinocerontes y escalar montañas sin salir de casa: las gafas de realidad virtual están conquistando la feria internacional de turismo ITB, que ha dejado atrás el catálogo y el folleto. Ya se trate de cruzar la Puerta de Brandeburgo, ir de safari en Tanzania o subir al Kilimanjaro, la feria turística ofrece este año a los visitantes la oportunidad de sumergirse en mundos virtuales 3D.

Berlín (dpa) - Encontrarse con rinocerontes y escalar montañas sin salir de casa: las gafas de realidad virtual están conquistando la feria internacional de turismo ITB, que ha dejado atrás el catálogo y el folleto. Ya se trate de cruzar la Puerta de Brandeburgo, ir de safari en Tanzania o subir al Kilimanjaro, la feria turística ofrece este año a los visitantes la oportunidad de sumergirse en mundos virtuales 3D.

En la feria de turismo de Berlín, la más grande del mundo, se presentarán del 8 al 12 de marzo 180 regiones turísticas. Se espera que acudan a la 51 edición de la feria 180.000 visitantes, y estos se han vuelto más exigentes en lo que se refiere a la presentación de los destinos turísticos.

Muchos viajeros ya han realizado un paseo digital por la playa antes de subir al avión. En Internet también se pueden visitar digitalmente hoteles. Por esta razón, los expositores en la ITB han modernizado técnicamente sus stands. "Todo lo que tiene que ver con Internet desempeña un papel cada vez más importante en el sector turístico", afirma el vicepresidente de la feria, Martin Buck.

Con grandes expectativas acuden a la feria los representantes de Botsuana, el país invitado este año, que intenta atraer a los turistas con su desierto del Kalahari, el delta del Okavango, las lagunas y su rica fauna salvaje: rinocerontes, elefantes, cebras, leones y jirafas. La población de animales salvajes en el mundo se ha reducido a la mitad en los últimos 40 años, pero en Botsuana ha crecido, asegura la embajadora del país africano en Alemania, Tswelopele Moremi.

En el centro de atención del programa de la feria figuran las convulsiones políticas en el mundo y el cambio digital. Los temas de discusión van desde la seguridad para los turistas hasta cómo mejorar el contacto con los clientes a través del smartphone. A ellos se agregan temas que están de moda como el turismo halal, la sostenibilidad y ofertas especiales para gays y lesbianas. Por primera vez, el turismo de salud ocupa un segmento propio en la feria.

Los organizadores de la feria buscan atraer a los visitantes con el lema "Descubrir el mundo en un solo día". Una vez más, las 26 salas de la feria están completamente reservadas, lo que demuestra la importancia que se concede en el sector turístico a los intercambios personales pese a las circunstancias políticas imprevisibles, explica el presidente de la ITB, David Ruetz.

Generalmente, dos tercios de los visitantes son profesionales del sector, para quienes están reservados los tres primeros días de la feria. El fin de semana del 11 y 12 de marzo, las salas abren sus puertas a todos los interesados.