Rede des Botschafters Peter Tempel anlässlich des Tags der Deutschen Einheit am 3. Oktober 2017 in der Residenz (auf Spanisch)

Botschafter Tempel bei seiner Rede Bild vergrößern Botschafter Tempel bei seiner Rede (© José A. Puertas)

Muy estimados señoras y señores:

Es una alegría poder contar con la presencia de los jóvenes músicos del Colegio Alemán de Madrid, que no solo interpretarán los himnos, sino que también serán los encargados del acompañamiento musical de la velada. Mi sincero agradecimiento al Colegio Alemán y muy especialmente a los talentos musicales.

Supone para mí una especial satisfacción poder darles hoy la bienvenida en el jardín de mi Residencia en el Día de la Unidad Alemana. Celebramos este Día no solo con ocasión de la reunificación de Alemania. Hoy hace veintisiete años, también Europa volvió a cohesionarse. Hemos superado la división de nuestro continente.

Es un especial honor para mí poder dar la bienvenida al

Presidente del Tribunal Constitucional,

al Presidente de Ciudadanos Sr. Albert Rivera,

al Decano del Cuerpo Diplomático y a los Embajadores acreditados en España,

al Jefe del Estado Mayor Conjunto y a los Jefes de Estado del Ejército de Tierra y de la Armada,

a los Secretarios de Estado de Empleo y Seguridad Social y de Sanidad y de Servicios Sociales e Igualdad

que hoy se encuentran entre los invitados.

Señoras y Señores:

En primer lugar quiero expresar a todos los españoles y españolas mi más sentido pésame por los terribles atentados de Barcelona y Cambrils en agosto de este año. Juntos haremos todos los esfuerzos para frenar el terrorismo internacional y luchar contra sus causas. En esto Alemania está al lado de España y al lado de sus socios en Europa y el mundo.

Vivimos tiempos agitados. Nuestro presidente federal ha hablado de ello en los últimos meses. Y lo ha hecho para dar aliento a las personas y animarlas a que participen activamente en la política y en la sociedad.

Los desarrollos y acontecimientos de los últimos doce meses demuestran que Europa es irrenunciable para las personas, precisamente como ancla de estabilidad. Y las elecciones en numerosos países europeos muestran que la aceptación de Europa vuelve a aumentar y, con ella, también la esperanza de la superación conjunta de la crisis.

Naturalmente Alemania quiere ser un socio fiable para todos en Europa. Las recientes elecciones al Bundestag han mostrado que una gran mayoría de los alemanes ha dado su voto a aquellos partidos que abogan por una Europa unida, aunque centren su atención en asuntos muy distintos, como es natural en una democracia viva.

Y por ello nuestro mensaje a nuestros socios europeos tras estas elecciones es: Alemania continúa poniendo rumbo a Europa. El futuro gobierno federal será estable y tendrá capacidad de actuación. Además, en los próximos cinco años continuará trabajando por una mayor cohesión. Solo así puede Europa desempeñar su papel en el mundo. Creemos en la integración en lugar de la fragmentación.

Y el gobierno federal considera a España un socio importante, un socio fundamental en Europa.

Alemania y Europa necesitan una España fuerte y unida, para que el crucero Europa pueda volver a zarpar y nuestro continente pueda continuar cohesionándose.

No hay prácticamente ningún otro país que haya realizado el esfuerzo que ha hecho el del Reino de España para superar la crisis financiera. Ahora la economía española crece por cuarto año consecutivo, su economía se ha vuelto notablemente más competitiva. Y también Alemania se ha vuelto más española en los últimos años: los alemanes hablan por teléfono gracias a una compañía telefónica española, abren una cuenta en un gran banco español o se compran sus vaqueros nuevos en una tienda de ropa española.

Las relaciones entre nuestros dos países son sobresalientes. La última gran prueba de fuego en la relación entre alemanes y españoles fue hace exactamente 500 años, si mal no recuerdo, cuando un tal Martín Lutéro se rebeló contra el papa y la Iglesia. Esto entonces se tomó muy a mal en la católica España, y este sentimiento duró mucho tiempo. Pero también estas aguas han vuelto a su cauce, como bien sabemos.

Para finalizar quisiera dar las gracias a nuestros patrocinadores, sin los cuales este acto no habría sido posible de esta forma: por una parte y representada esta tarde por Sr. Betz, está BMW, una compañía que ya no necesita presentación y que desde hace décadas es sinónimo de innovación alemana y máximo confort en la conducción. Esta tarde lo pueden comprobar in situ. Por otra parte, es patrocinador Degussa Gold und Silber/Metales Preciosos, representada por Sr. Weidenbach. Una de las pocas empresas que fabrica relojes de paladio de alta calidad y que por tanto se cuenta entre las innovadoras en el ámbito de la joyería de alta gama.

En cuanto a los placeres de la mesa, doy las gracias a “Más que vinos” por el vino tinto, al Consejo Regulador de la Denominación de Origen Rueda por el vino blanco, al Consejo Regulador del Cava por el cava, a Tecnobrau por la cerveza alemana, Erdinger Weißbräu y Veltins y a Campofrío por el jamón.

Y ahora deseo que todos nosotros disfrutemos de una maravillosa velada.

Bildergalerie